domingo, enero 15, 2017

Frenesí de hipocresía

"El escandalizado cristinismo es un frenesí de hipocresía. Odebrecht denunció en los Estados Unidos que pagó 35 millones de dólares en sobornos en la Argentina entre 2007 y 2014, años de exclusivo kirchnerismo. El monto del que se está hablando en el caso Arribas es menos del 2% de aquella cifra oficialmente gastada en coimas.

Arribas deberá probar plenamente ante los jueces argentinos que el Presidente no se equivocó en su confianza. Mientras tanto, la presunción de inocencia debe aplicarse tanto a Milagro Sala como a él. Es un principio del derecho que no admite interpretaciones sesgadas por la ideología."

De Documentos y contexto en el caso Arribas, de Morales Solá.

Sobre los planes sociales

Los planes sociales han sido otra importante fuente de gastos para la sociedad que sólo lograron perpetuar a millones de personas en la dependencia del Estado o de aparatos políticos. Su situación ha sido bien descripta por Calvin Helin, un escritor canadiense y aborigen, que a partir de sus estudios sobre las políticas para las comunidades indígenas de su país, Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda, nos invita a repensar los planes sociales a partir de un conocido proverbio chino: "Regala un pescado a un hombre y le darás alimento para un día; enséñale a pescar y lo alimentarás para el resto de su vida". Helin revela que, pese a las políticas asistencialistas, que incluyeron la entrega de tierras, dinero, alimentación y salud a los pueblos originarios, en compensación por su antiguo sometimiento, esas comunidades mantuvieron niveles de pobreza e indigencia superiores a la media de sus países, en tanto que su dependencia económica del Estado pasó de generación en generación. Los indígenas norteamericanos tenían, además, la mayor tasa de violencia doméstica y de adicciones al alcohol y las drogas, un 87% más de homicidios, un 60% más de suicidios y un 203% más de accidentes automovilísticos que el promedio de los Estados Unidos.
Los trabajos de Helin plantean la necesidad de trabajar por la autosuficiencia, fomentando la creación de pequeñas empresas, y no por la dependencia permanente del Estado. Según el Ministerio de Producción, hay en la Argentina unas 650 mil empresas, de las cuales el 99,5% son microempresas y pymes. Si cada una de éstas pudiese crear en promedio un puesto de trabajo por año, en un solo período presidencial cambiaría el país. La intención del Gobierno de transformar cada plan social en un voucher para convertir a su beneficiario en empleado de una empresa privada que recibiría beneficios impositivos es saludable. ¿Se animará el Presidente a adoptar un plan similar para que una porción de los empleados públicos sea absorbida de la misma forma por el sector privado? Suena utópico en un año electoral en el que nadie quiere resignar populismo. Sin embargo, Macri podría demostrar así que el Estado está pensado para serle útil a la sociedad y no para seguir financiando la actividad política.

El dilema pendiente de Macri: qué hacer con el Estado, artículo de Fernando Laborda.

Mentiras

"No estábamos locos quienes denunciábamos la hipocresía del kirchnerismo en el poder. Al fin, las mentiras y los delitos salieron a la luz, y la mayor parte de la sociedad acabó por verlos. Mientras gobernó, el kirchnerismo fue un fenómeno discursivo que se llenó de palabras para ocultar lo impresentable. Orwell puro. Donde había negro, decía blanco. Te alimentaba con desperdicios mientras te vendía caviar. La democratización de la Justicia, los sueños compartidos, los niveles de pobreza inferiores a los de Alemania, todo se desmoronó cuando el discurso K se disipó como la niebla y apareció la realidad. Las causas contra la ex presidenta y sus servidores han puesto de manifiesto el saqueo del Estado. La imagen de José López revoleando ocho millones de dólares por encima del muro de un convento resultó sanadora: fue como sacar de debajo de la alfombra la mugre de años (tras la nota de Hugo Alconada Mon sobre las cuentas del actual jefe de la AFI, el Gobierno debe demostrar que no está dispuesto a esconder nada allí). Luego de vivir en medio de una alienación impuesta desde la cima del poder, pudimos nombrar las cosas otra vez. Es un avance grande. Pero no alcanza."

Del artículo Cuando las cosas recuperan su nombre, de Pablo Guyot.

sábado, enero 14, 2017

Cualquiera antes que el populismo...

Cuando llegó a la Casa Rosada dije algo que mantengo ahora: estoy contento de que haya ganado Macri las elecciones, pero también lo estaría si las hubiera ganado el conde Drácula. En efecto, es muy difícil empeorar el desastre del populismo kirchnerista, su demagogia, su sectarismo, su desprecio a las instituciones democráticas y republicanas, sus alianzas internacionales con lo peor del planeta, su corrupción y su calamitosa gestión económica.
(...)
Mauricio Macri mantiene una aprobación popular bastante elevada, a pesar de la recesión y la inflación, incluidos los tarifazos, pero no está claro que su estrategia sea sostenible. En vez de atender a las explicaciones convencionales de los grupos de presión que sigue financiando, como los sindicatos y los piqueteros, con la manida y falaz excusa del “estallido social”, igual debería pensar en la historia de su país, con tantas crisis repetidas por el exceso de gasto público, el endeudamiento, y la falta de medidas liberalizadoras.
Es posible, por supuesto, que la situación cambie a mejor. El economista Iván Carrino ha destacado el liberalismo probado del nuevo ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. Y Martín Krause, catedrático de Economía de la Universidad de Buenos Aires, subrayó que Macri acaba de apuntar hace pocos días la necesidad de un cambio de valores, que deje atrás el intervencionismo populista, con brillantes promesas cortoplacistas que se tornan siempre en ruinas a medio plazo. Sería desde luego maravilloso superar la demagogia antiliberal y antirrepublicana de las consignas populistas como “los derechos se defienden en la calle”, y no en la Justicia, barbaridad típica de los piqueteros kirchneristas y de sus amigos españoles de Podemos. Sería magnífico dejar atrás su mensaje totalitario que busca la expansión de la política a expensas de la sociedad, y del Estado a expensas del mercado, en un ejercicio ilimitado del poder orientado sistemáticamente al recorte de derechos y libertades individuales. El problema, advierte el doctor Krause, es que nadie en el Gobierno argentino “se preocupa por las ideas y los valores”.
Si Macri empieza, bien iremos. Podría inspirarse el presidente en los mejores momentos de la historia argentina, cuando el liberalismo la convirtió en pocos años en un país rico y admirado. Por hablar de historia, podría remontarse hasta sus orígenes más remotos. Los primeros argentinos de la Cueva de las Manos parecen saludar, simpáticos. Pero ¿a que también parecen pedir que los dejen en paz?

Macri en la cueva de las manos, artículo de Carlos Rodriguez Braun.

Análisis espacial de homicidios en USA

Análisis espacial de asesinatos con armas de fuego en domicilios en los Estados Unidos. Tomado de un artículo de The Guardian.

In 2015, there were more than 13,000 gun homicides throughout the US...
but half of those deaths were in just 127 cities, which contain almost a quarter of the population.


The map of America’s gun violence epidemic can seem overwhelming. There were more than 13,000 gun homicides in the US in 2015, across nearly 3,500 cities and towns. But the toll of this gun violence was not distributed equally.
Half of America's gun homicides in 2015 were clustered in just 127 cities and towns, according to a new geographic analysis by the Guardian, even though they contain less than a quarter of the nation’s population.

Ignorancia o mala fe

"La Campaña del Desierto se enmarca en el proceso de conformación del Estado nacional y de delimitación de nuestro territorio, que posibilitó el desarrollo de la región. La absurda e interesada militancia en contra de Roca no hace más que tergiversar los hechos para instalar un discurso fruto de la ignorancia y la intolerancia. El lago Nahuel Huapi, por caso, o los yacimientos de YPF en la Patagonia no serían hoy argentinos, incluidos el de Vaca Muerta. Y el general Enrique Mosconi no hubiera contado con los recursos naturales que potenciaron el progreso económico de la Nación."

Editorial de La Nación.

viernes, enero 13, 2017

No sabemos cómo administrar la riqueza

"¿No se dan cuenta de que habitan un país que no tiene problemas climáticos, no tiene odios étnicos, no tiene conflictos religiosos, no vive con conflictos bélicos con sus vecinos, no tienen escasez de ningún recurso? (...) ¿No se dan cuenta de que sólo tienen un problema de forma, de orden, de administración de riqueza?

Visto en Twitter.

Baja la inflación