jueves, octubre 30, 2014

No viviremos de rentas

Para Levy Yeyaty, la encrucijada que enfrenta el país es más compleja que el debate cotidiano entre endeudamiento o devaluación, reducción del gasto o suba de tasas. Es sobre cómo volver a crecer y recuperar capital humano.
El tercer insumo es institucional: Es mucho lo que se suele poner bajo este paraguas: reglas de juego, transparencia, regulación. Prefiero concentrarme en algo menos obvio pero más urgente: la jerarquización del funcionario público y de la capacidad del Estado. Sin funcionarios capaces, con funciones, incentivos y retribución apropiados, seguiremos teniendo este Estado grande y bobo, corrompido en el sentido económico y en el organizacional: un Estado que ya no puede cumplir con sus funciones. ¿Cómo vamos a implementar un plan de infraestructura o una reforma educativa, a regular monopolios y mercados, a promover la innovación y la creación de empresas sin gente que escriba los contratos, gestione los recursos, elabore los análisis, supervise la ejecución? ¿Cómo vamos a tener un Estado ya no grande o pequeño sino presente, sin funcionarios idóneos, orgullosos de pertenecer a una élite pública? En el Estado argentino sobran las cigarras políticas dispuestas a saltar de puesto en puesto o a atrincherarse para defender la causa, pero faltan funcionarios de carrera que entiendan y empujen el paciente trabajo de hormiga del desarrollo. El próximo gobierno heredará un Estado enfermo y una de sus prioridades será curarlo.
Copiado del artículo No viviremos de rentas.

Combatiendo al populismo

martes, octubre 28, 2014

La calidad institucional de Chile es muy valiosa


En entrevista con CNN Chile, el político y economista argentino Ricardo López Murphy habla sobre las reformas liberales en Chile y las compara con otros países, en especial con Argentina. Destaca lo valioso de las instituciones chilenas y las compara con lo malo de las instituciones de la República Argentina. Opina también sobre un tema en discusión en estos días en Chile: la Educación universitaria y quien la paga. Menciona su propio caso y el de sus hijos, a quienes se le socializaron los costos y se le privatizaron los beneficios. Al preguntársele sobre las elecciones en Argentina el año próximo dijo:
El problema más serio que tenemos es que la oposición está muy fragmentada. Lo que nosotros tendríamos que hacer -creo yo, si fueramos inteligentes- es algo como se hizo acá en la transición chilena en la salida del régimen autoritario. Ojalá tuvieramos líderes de la calidad que tienen en Chile como Patricio Alwin o el Senador Boehringer, capaces de organizar una salida ordenada que le dió a Chile 25 años de prosperidad. Si usted quiere, yo tengo un sueño que ... el que ustedes están abandonando sería mi gran sueño. Lograr hacer lo que ustedes hicieron; organizar un sistema democrático, organizar un sistema económico eficiente, con un gran progreso institucional y con una clase política decente.
El visitante concurrió a Chile para participar en 3er Encuentro de El Cato Institute y la Fundación para el Progreso.