viernes, abril 29, 2016

Dilma miente

¿Para qué miente Dilma?
El impeachment es constitucional. Así que de ninguna forma el impeachment puede burlar el voto popular. Al contrario. Lo cuida. Lo que burla el voto es que los elegidos en cargos públicos mientan y/o roben.

domingo, abril 24, 2016

Sowell y Sarmiento


Thomas Sowell es uno de los tipos que más admiro. Y cada vez se parece más a Sarmiento...

Otra cita de Sowell


Los K no piden permiso 4

De Alejandro Borensztein, hoy...
"No le quitemos los verdaderos méritos al gobierno anterior porque sólo entendiendo lo que pasaba entonces, podremos entender lo que pasa ahora.
Por ejemplo, en estos días el Compañero Mauri rechazó la propuesta opositora de una ley antidespidos explicando que hay que tener cuidado porque “estas cosas pueden obstaculizar la contratación de trabajo”. Derecha pura. Nada que ver con la reacción de izquierda del kirchnerista Recalde cuando en su momento, ante una propuesta similar de Sergio Massa, dijo que “estas cosas pueden obstaculizar la contratación de trabajo” (Ámbito Financiero, 21 de enero de 2014). Parece lo mismo, pero es completamente diferente. Cabe aclarar que cuando hablamos de Recalde no nos referimos al Recalde que casi funde Aerolíneas sino al Recalde que está fundiendo el bloque de diputados del FpV. Se entiende, ¿no?"

Los K no piden permiso 3

De Alejandro Borensztein, hoy...
"Mientras Uruguay o Chile colocan bonos al 4,5%, nuestro nuevo gobierno de derecha acaba de condenarnos a la hambruna pagando con los nuevos bonos una tasa que llega al 7%. Una vergüenza teniendo en cuenta que venimos de un gobierno para la liberación que se endeudaba con Chávez al 15% (y eso que era un amigo) y más cerca en el tiempo terminó emitiendo el BONAR 2024 con una tasa del 8,75%.
La diferencia entre 8,75% kirchnerista y el 7% derechista (1,75%) es más guita que toda la que se transfirió en el E-Banking Jet de Lázaro o la que pudieron contar en La Rosadita."

Los K no piden permiso 2

De Alejandro Borensztein, hoy...
"Seamos claros: se perdió más guita regalando dólar futuro que en toda la obra pública fraguada por los Báez. Nos costó muchos más recursos pelearnos con Uruguay, Brasil, Chile, España o EE.UU. abrazados a otras democracias como las de Venezuela o Irán que todos los impuestos que se encanutó Cristóbal López. Llevará mucho más tiempo lavar las banderas progresistas que estos tipos ensuciaron que encontrar la mosca que lavaron con sus negocios sucios. "

Los K no piden permiso

De Alejandro Borensztein, hoy...
"Pero por grave que esto sea (LA CORRUPCION K), es poca cosa comparado con la cuestión central que no debemos olvidar: la Argentina desperdició la mayor década de bonanza regional de la historia, sin desarrollar nada, sin acumular reservas, sin construir infraestructura, sin fortalecer seriamente el Estado, sin modificar la matriz productiva, sin ningún mejoramiento institucional, con una distorsión histórica-ideológica insólita, con propaganda neofascista, enfrentamientos absurdos y finalmente, después de diez años en los que diluviaban los dólares de punta, todo terminó en una gigantesca concentración de pobreza, delito y narcotráfico, con millones de argentinos cuya única posibilidad de supervivencia es la limosna de un plan social. Discúlpenme, pero al lado de todo esto, la bóveda de Lázaro es una de Alberto Sordi y Ugo Tognazzi."

La Ciencia no es consensuar


"As Einstein said, when a group of scientists in 1931 published a book Hundert Autoren gegen Einstein (‘One hundred authors against Einstein’), ‘Why one hundred? If I were wrong, then one would be enough!’ That one would have conducted the experiment whose results showed conclusively that Einstein’s hypothesis must be wrong, but none of the hundred had done that. They were simply expressing their separate opinions."

miércoles, abril 13, 2016

Como afecta la corrupción a la Economía


Nicolás Dujovne explica como afecta la corrupción a la Economía. Fue en el programa Odisea Argentina, co-conducido por Carlos Pagni y el propio Dujovne.

lunes, abril 11, 2016

Tute: En el Gimnasio


¿Qué es un socialista? 2

Hayek decía que la palabra ‘social’ es una palabra envenenada (una palabra “comadreja”), pues añadida a cualquier otra la convierte en su antónimo: “democracia social” es precisamente la negación del sistema democrático, “derecho social” es justamente un derecho vaciado de la individualidad que le da sentido, “propiedad social” es la ausencia de propiedad. Responsabilidad social es irresponsabilidad pura.
En ¿Qué es un socialista?, de Alfredo Bullard.

¿Qué es un socialista?

La mejor definición que he encontrado de socialista es: “Persona que cree que puede decidir mejor qué es bueno para los demás”.
Ser socialista se deriva de la arrogancia de pensar que los demás no pueden valerse por sí mismos. Asume que la libertad de decisión es peligrosa para las personas, pues si las dejamos decidir terminarán peor que antes. Entonces el socialista parte de un “complejo de superioridad”: por una razón que no explica, él sabe más de mí que yo mismo.
Sabe mejor qué debo comprar y qué no. Sabe mejor bajo qué condiciones me conviene trabajar y a qué me debo dedicar. Sabe mejor que los consumidores lo que deben consumir y mejor que las empresas cómo deben producir. Y si el socialista da el pasito que lo separa del comunista, sabe mejor quién debe gobernar, qué puede o no puede expresar alguien públicamente y en qué país debo vivir.
El socialismo debe limitar nuestra libertad, porque en esencia la libertad es la facultad de decidir sobre nuestro destino. El socialista se apropia de ese destino. 
En ¿Qué es un socialista?, de Alfredo Bullard.

domingo, abril 10, 2016

¿Igualdad..?


Qué sea de Amazon...


Funcionarios involucrados

Países con funcionarios involucrados en el escándalo de Panamá.

Lo más usual de Panama Papers

De @halconada
"Panama Papers": ¿Lo más usual? Esposos ocultando bienes en paraísos fiscales antes de iniciar divorcios millonarios http://www.lanacion.com.ar/1887956 

Argentina vista desde afuera

Los mercados suelen otorgarles a los nuevos gobiernos un halo que se desvanece cuando no se pueden cumplir las promesas. Los inversores en la Argentina están demasiado familiarizados con las decepciones como para declarar que esta vez las cosas son diferentes. Sin embargo, tal vez verdaderamente lo sea. Macri es el primer presidente electo en 100 años que no proviene ni del peronismo ni del radicalismo, los dos partidos cuya alternancia histórica ha impedido que la Argentina creciera hasta convertirse en una economía desarrollada sustentable.
El país, que en los últimos años ha quedado relegado y colocado en la categoría de mayor riesgo junto con otros como Marruecos, Kenya y Rumania, tiene el potencial de pegar el salto y superar a sus pares de ese grupo. Muchas de sus empresas ya son competitivas a nivel mundial y lo serán aún más en la medida en que el Gobierno abandone un estatismo de larga data. 

Seamos comprensivos

Si por casualidad le encuentran alguna cosita a Julio De Vido (yo no lo creo) propongo que seamos comprensivos. El tipo estuvo demasiado ocupado garantizándonos el suministro de luz, como para poder hacer bien las cosas oscuras.
En La manera argentina de chorear, por Alejandro Borensztein.

La manera argentina de chorear

No me imagino a la Jefa de Lázaro, un sábado a la tarde, yendo al cine, ni paseando en bici por el barrio, ni muchísimo menos jugando al chinchón con las amigas, entre otra razones porque no se le conoce ninguna. 
Intuyo que el pasatiempo predilecto de esta gente es recorrer tesoros y pasarle el plumero a los billetes. Después de 30 años en la función pública juntando mosca, si cada tanto no los plumereás un poco, se te llenan de polvo, se arruinan y después no los podés usar para la liberación. Es sabido que para hacer una revolución como Dios manda, hacen falta billetes en buen estado. Eso es en la teoría. 
En la práctica, para la rascada de revolución que dicen haber hecho estos falsoprogresistas, si los billetes están medio baqueteados no pasa nada. Te los toman igual.
Por decirlo con la mayor claridad posible: desde La Gran Conductora de la Emancipación Latinoamericana hasta los valijeros para la liberación, todo fue una gran cadena de chapuceros improvisados.
En La manera argentina de chorear, por Alejandro Borensztein.

Entender vs. sentir